Viajes

La pobre tribu de los Samburu

Pin
Send
Share
Send


En tiempos era conocidos como Loibor Kineji (pueblo de las cabras blancas), y aunque ellos se autodenominan como Loikop, nosotros los conocemos como el pueblo Samburu. Ganaderos y agricultores, la historia de esta tribu está muy unida a la de los Masai, con los que comparten casi toda su cultura. Desde ayer, estamos en sus tierras…

Dormir a orillas del Ewaso, en el Samburu Lodge donde nos alojamos anoche, es un verdadero privilegio. El río Ewaso Nyiro es la fuente de vida de toda el área. Discurre a través del sur de la línea divisoria que separa Samburu de la reserva de Buffalo Springs. Los cocodrilos, que rodean el campamento comparten el río con pequeñas manadas de elefantes que se bañan y retozan en las aguas oscuras y turbias durante el calor del día antes de volver a pastar en la exuberante vegetación del bosque ribereño. No tardamos en ponernos en marcha y salir a nuestro primer gamedrive (safari fotográfico) del día. Atrás dejamos también llamado localmente "Brown de agua" que fluye desde las tierras altas de Kenia para adentranos en un parque que nada tiene que ver con el Masai Mara, mucho más publicitado y aquí se pueden encontrar especies que no veremos en otros lugares.


A estas horas de la mañana que todavía refresca, la vida del parque está en plena ebullición. Nada más salir Leshan nos continúa sorprendiendo. Tiene una capacidad increible para encontrar animales que jamás veríamos de lejos. Volvemos a contemplar la avestruz somalí que ayer vieramos de lejos, un ave no voladora subespecie del avestruz, a veces considerado una especie diferente. Se encuentra en África Oriental, desde el nordeste de Etiopía, Somalia hasta el nordeste de Kenia y que sólo podemos observar en este parque. También un calao observando desde sus ramas o los estilosos impalas comiendo hierba en las verdes praderas.




El parque contiene multitud de aves también. La mirada felina de Leshan nos permite ver un buho, que desconocíamos su existencia por estas tierras. Que tenga cuidado, pués un buitre con sus crías acecha desde la copa de una alto árbol. Otros, como las avutardas controlan todo desde zonas bajas.




Pero curiosidad especial nos levantan unas curiosas "gallinas", las pintadas vulturinas de las que vemos un cúmulo de ellas por toda la pradera. Parece una "partícular migración". Junto a los dik-diks son los animales más frecuentemente vistos. Apenas pueden volar y para dormir se suben a las ramas de los bajos árboles.



Paula, ¿que ves bajo aquel árbol? Es una leona que parece buscar una sombra. Si los impalas son estilosos, los leones son realmente el verdadero rey de cualquier parque africano.



Hay un animal, perteneciente a los conocidos "big fives" casi imposible de observar en cualquier safari, y más a estas horas, el leopardo. Es posiblemente el animal más adaptable de todos los felinos ya que, excepto en desiertos, siempre encuentro un lugar para esconderse y sobrevivir. Además es capaz de evadir al resto de depredadores. Son muy distintos a los guepardos en todo tipo de comportamientos, aunque éstos ya los veremos. Los leopardos cazan preferiblemente por la noche y acustumbran a dormir por el día entre la vegetación, buscando un árbol donde descansar e incluso donde visualizar y cazar a sus presas… y Leshan nuevamente es capaz de observarlo a distancia en un frondoso árbol. !! UN LEOPAAAAAAAARDO !!. Es un animal precioso, e incluso elegante. Su mirada resulta penetrante. No sólo eso, sino que también vemos los restos de un impala a lo alto de un árbol, fruto de la caza de algún otro leopardo que ha dejado allí sus restos.



Es uno de los momentos de subidón del día. Sólo pensar como es capaz de subir sólo sujetando las presas con sus dientes por el cuello a lo alto de los árboles da muestra de lo que es capaz este "lindo gatito".

Avanzamos hacia la zona de río y nuevamente volvemos a visualizar al animal terrestre más grande que existe. elefantes. Nuevamente son hembras, como ayer, y van acompañadas de un pequeño "dumbito" . Les cogemos en momento "íntimo" rascando el culo con una rama. Otro de los animales que sólo encontraremos en Samburu es el Oryx beisa, un antílope africano cuyo área de distribución abarca Kenia y el cuerno de África. Es de mayor tamaño que las otras tres especies del género, de largos cuernos negros y rectos y color leonado, aunque el vientre y la cara son blancos. Otros preciosos hervivoros



Empieza a hacer mucho calor y comenzamos a conocer la zona más alta del parque, muchisimo más desértica. De hecho, la gran parte de Samburu se encuentra en una fase de desertificación importante, como gran parte del planeta. Ahora comenzamos a comprender el porqué de las noticias que salen en los medios de información de esta zona.


Los animales rehuyen el sol y se ve menos vida. Vamos a salir del parque por un rato e intentar conocer algún pueblo Samburu. Cualquier viajero tiene la posibilidad de hacerlo pagando 1500 KES por persona (que das en mano al jefe de la tribu) que utilizan para comprar comida y ingresar a los niños en un colegio cercano (que podemos ver a lo lejos). No podemos engañar a nadie. Es muy duro ver las condiciones de pobreza en las que vive esta gente


Es una apasionante tribu. Aunque en esta zona no sólo habitan ellos (hay unos 200.000 samburus) ya que la busqueda de tierras de pasto y el establecimiento de comercio hizo que kikuyus, turkanas, rendiles, somalíes y boranas llegaran a estas tierras aunque en menor medida. El lugar de procedencia de los Samburu es un enigma. Se sabe que se separaron de sus hermanos nómadas Masai (que habitan más al sur) hace mucho tiempo, y que ambos guardan similitudes con varias tribus de Sudán, pero las tradiciones locales hablan de un lugar llamado Pagaa de donde emigraron por sequía y hambre.

Los Samburu y los Masai no son tan distintos, costumbres comunes, lengua similar. Los Samburu sin embargo tienen un rasgo exclusivo, y es el uso de un anillo de marfil incrustado en el lóbulo de su oreja. Actualmente hay 8 clanes, 5 descendientes de los primeros patriarcas y el resto de luchas internas.


 

El clan principal es Imasula. En todos el poder es de los mayores, y las mujeres no tienen un papel relevante, sólo trabajan en el "hogar" pues para el "guerrero" sería una deshonra hacerlo.


Las creencias religiosas de los samburus están presididas por Nkaí, la divinidad, aunque son muy cautos a hablar de él. Eso si, no pierden ocasión para celebrar sacrificios y ceremonias.

Los Samburu también son un pueblo de guerreros dotados de fuerza y resistencia. Usan lanzas, dagas, arcos, mazas de madera,… Para defenderse usan una especie de escudo de piel de búfalo o jirafa, Caminando por el pueblo nos adentramos más en el corazón del Samburu.

Sus cabañas, hechas de ramas, mimbre y boñigas, se llaman manyattas y las hacen las mujeres.




También podemos ver como las mujeres y los hombres comen por separado, sólo toman juntos el chai (una especie de té azucarado). Primero comen los mayores y los hombres y finalmente, lo que sobra es para las mujeres y los niños. Además sólo tocan la comida con la mano derecha, como los musulmanes. Otra cosa curiosa es que aunque se permiten relaciones sexuales libres y tener novia, es el padre de la novia el que decide con quién se casa, incluso llegando a situaciones de humillación si la casa con un hombre distinto. Luego en la boda (que la fijan los ancianos en función de la luna y las constelaciones) se les hace regalos, pero hay que dejar muy claro si es para el hombre o la mujer, pues hay separación de bienes en todo momento. De la ablaciación del clitorís durante la boda mejor casi ni hablar…


De los niños mejor ni hablar. Vale más una imagén que mil palabras. Son una ricura, pero viven en condiciones muy muy pobres.




Abandonamos la pobreza esperando, por lo menos, haber podido ayudar un poco a esta gente (incluso 2000 KES en algun collarcito y otras cosas de recuerdo), para regresar al parque e ir a una zona más parecida una estepa y ver los primeros elefantes macho. También vemos pastando dos facoqueros o jabali verrugoso (o pumba para los amigos), una especie de cerdo de color gris salvaje que habita en África y que resulta fácil de observar. Incluso… mmm… ¿?¿?¿ ¿una tortuga? A mi no me pregunteis



Las fotos suponemos que no hacen justicia a lo que aquí se llega a sentir. Hay zonas donde se acumulan los hervivoros a comer que dejan estampas propias de verdaderas postales


!! Jirafas Paula, como tu puzle !! Sólo quedan unas 100.000 en el mundo y de ellas sólo unas 160 Jirafas nigerianas en África Central. Existen varias subespecias, entre las que destacan las de Rotschild (con apenas otros cientos de ejemplares pero existen en Kenia y en Murchison, Uganda -¿las veremos allí?-) y las Masai o del Klimanjaro (que veremos en próximos días) Las que vemos aquí son las Jirafas Reticuladas que vive sólo en el Norte de Kenia y es de manchas rojizas. Son preciosas y aqui comparten comida con Cebras de Grevy también partículares de aquí que ya vieramos ayer.



El calor empieza a ser sofocante y ponemos rumbo al Lodge, que consideramos un gran acierto. Especialmente ese bañito que nos permite la piscina antes de comer con algún simpático primate invitado.




Este curioso primate se llama mono verde, o mejor dicho, "mono verde de los cojones… azules" porque son algo molestos, intentando robar la comida en cuanto pueden y por sus curiosos miembros azules, jajaja. Que caprichosa es la naturaleza a veces


No hemos hablado demasiado del lodge, pero su situación, en plena Reserva de Samburu es privilegiada. El río Ewaso y el ligero viento samburu, nos trae un relax a estas horas de gran calor que se agradece. El viento parece que es muy habitual aquí y por la noche, mientras dormiamos, junto a los sonidos del parque, dejaba una halo de película de misterio. Tiene una pequeña tienda donde compramos los primeros recuerdos (4180 KES)

Otra historia preciosa del parque es la que cuenta que entre 2001 y 2002, multitud de cientificos vinieron a observar un hecho curioso y único de la naturaleza. !! una leona había adoptado una cría de orix, animal que tradicionalmente es su comida !! Pero la historia no acaba ahí, ya que durante ese año la cría de orix fué atacada por otros depredadores y la leona inmediatamente mataba a la madre de otra cría de orix y la adoptada, haciéndolo hasta en tres ocasiones. ¿Por qué? No sabemos si en algún momento se llegó a saber algo al respecto, pero lo averiguaremos a la vuelta

Mientras Leshan nos cuenta la historia, estamos ya de nuevo en movimiento atravesando el puente que nos lleva al otro lado del río. Estamos en Buffalo Springs y aqui los lugareños hacen su vida, compartiendo habitat con toda esta especial fauna que le rodea y a los que ya se han acostumbrado



Otros que la comparten, son otros primates, los Monos Babuinos, que como si de seres humanos se tratase, beben, descansan, se acarician y conviven al lado del río en comunidades de 20 y 30 unidades. Es más grande que el "mono de los cojones… azules" y rara vez sube a los árboles, es más bien terrestre. En la actualidad ya no se encuentra fuera de África. Su alimentación también es curiosa, ya que comen de todo, desde insectos, raices, hojas y hiervas o animales de pequeño tamaño como roedores. Vamos, que una tortilla de patatas se la comían sin problemas. Duran hasta 45 años



Buffalo Springs en principio decepciona a esta hora del día. No hay nada de nada de vida. Nisiquiera los pequeños dik-diks, impalas o pintadas, que tanto se ven en Samburu. El paisaje cambia a una especie de semi-arido terreno con apenas algunas acacias. Lo que no sabíamos es que estabamos a punto de ser participes de uno de esos momentos que vemos en los grandes documentales de National Geographic… Leshan empieza a divisar leonas en una actitud distinta a lo visto por la mañana o ayer. 1, 2, 3, 4… !! HASTA 7 LEONES Y LEONAS !! con su mirada puesta en el horizonte, donde apenas nuestra vista es capaz de alcanzar. A duras penas, y con los prismáticos, logramos divisar al fondo unos Orix con varias crías. Ya sabemos porque no quitan la mirada.




Casi con disciplina militar, las leonas avanzan sigilosamente por el "campo de batalla" ignorándonos absolutamente, y siempre de una en una hasta el siguiente punto. Avanzan unos metros y se agachan tras un obstáculo. Un león, aquí en Samburu sin esa gran melena oscura de otros lugares, se pone cas'en frente de nosotros, tras un gran termitero (de los cuales hay cientos en este parque).

Leshan ve llegar otros coches de safari y no quiere que nos perdamos nada. Antiguamente ya había vivido en un antiguo campamento de la zona. Nos lleva a la zona alta, donde poder observar toda la escena. !! IMPRESIONANTE !! No hay mejor punto para hacerlo. Ya no divisamos las 7 leonas, que se han desplegado por el "campo de batalla", pero si hemos localizado a 3. Los orix siguen pastando tranquilamente, incluso se ha incorporado algún miembro al grupo



En un momento dado y cuando una leona se pone a caminar, un Orix la detecta. Los leones tienen una vista impresionante, pero los Orix solo detectan movimiento. Es posible que no sepa de que se trata pero ha clavado su mirado en ese punto. No hay manera, ya no se mueve ninguno. Que paciencia tienen. El Orix sigue con su vista clavada. Es posible que la escena dure hasta la noche y Leshan no para de repetir que no se moverá ninguna pieza de este complejo ajedrez hasta que el Orix quite su mirada. Los leones se tiran a descansar si quitar su mirada, aunque de vez en cuando hacen el amago de levantarse. Los Orix, bajo la vigilancia del que parece el centinela, comienzan a tirar hacia el monte. Las leonas tendrán que esperar a la noche, cuando adquieren ventaja con su visión nocturna.

Seguramente realizar un safari en Kenia cogiendo un 4x4 resulta una experiencia increible, pero contar con una persona experimentada como Leshan nos lleva a lugares donde nisiquiera otros safaris llegan. !!! HA VUELTO A ENCONTRAR UN LEOPARDO!! o cómo el dice "loro pardo", jajajaa.


Este lo vemos completamente estirado. Es precioso. Si realmente resulta casi imposible verlos hoy somos unos privilegiados. Allí está, solitario. Aqui en Kenia su número ha bajado de manera preocupante, posiblemente por la caza del turista al ser un ejemplar tan dificil de observar. Trepan con una facilidad asombrosa, cosa que el guepardo no hace. Es un felino increible, el más adaptable de todos, incluso es capaz de echar a otros depredadores (leones, hienas) de sus áreas. Al vernos allí se comienza a llenar de coches. El leopardo se siente ofendido y molesto y decide bajar del árbol y marcharse entre los arbustos. Pobre animalito



Volviendo al Lodge, cazamos una pequeña jineta, familia de las mangostas, muy parecido a un gato doméstico pero con cara de zorro. Otro espectáculo que no podemos perdernos, ya en el propio alojamiento, es el cocodrilo del Nilo (que obviamente no es exclusivo de allí) es la segunda especie más grande de cocodrilo y una de las tres especies de cocodrilos que habitan en África, aunque ya tendremos tiempo de verlo en profundidad, especialmente en Uganda en el propio Nilo.



Una de anecdotas del día. ¿Paula que miras? Ah, ya veo ya… entrando en detalle de los "bichos que vamos viendo", jajaja. Y es que hay algunos aparatos reproductores.que "paqué", jajaj. Esta para Jue, que se que le encantan los detalles, jajaja



Escribimos ahora mismo ya camino del Lago Nakuru, ya hecho el checkout (cervecitas y demás caprichos 2600 KES) leyendo en un periódico el motivo del retraso de nuestro vuelo del otro día. Resulta que los trabajadores de Kenya Airways están en huelga y de ahí nuestra improvisada visita a París. En cualquier caso, no nos ha supuesto ningún trastoque importante en nuestras ideas, y descansados nos acercamos nuevamente a la zona verde del Mt. Kenya. Pero eso es otra historia.

Familia, amigos, lectores, estamos genial, comemos bien y sin mosquitos a la vista. Con las imágenes de ese leopardo perezoso, aquel travieso elefante de ayer o esa escena de caza y sigilo de las leonas en la retina, nos vamos en busca de nuevas aventuras hacia el sur del país. Un abrazo a todos de ambos, ya mimetizados como leones, jaja


Paula e Isaac, desde la Reserva Nacional de Samburu (Kenia)

GASTOS DEL DÍA: 5.600 KES (apróx 47.06 EUR) y REGALOS: 6180 KES (aprox 51.93 EUR)

Video: Kenia: pueblo samburu afronta profunda pobreza que el gob. desatiende (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send