Viajes

Los flamencos del Lago Nakuru

Pin
Send
Share
Send


Imaginemos un ecosistema de bosques, praderas, acantilados rocosos, colinas y hasta un crater de un volcan inactivo. Imaginemos ahora un lago que alberga uno de los mejores lugares del mundo para observar más de 450 especies de aves, incluyendo pelicanos, cormoranes y preciosos flamencos rosados. Añadamosle rinocerontes negros y blancos, leones, leopardos, búfalos,… Este lugar existe, se llama Lago Nakuru, y es uno de los imprescindibles de la Kenia salvaje… ¿o no?

Jamboooo jambooo!! Levantarnos nuevamente en el Samburu Lodge, con los primeros rayos de sol, y desayunar al lado del Ewaso es impagable. Seguimos alucinando con Leshan. Es una persona sanota que tiene historias e historias. Nos cuenta que de pequeño tuvo malaria. Que ahora ya hay más protección, pero entonces tenía 9 o 10 años y lo pasó muy mal pero al final conseguió sobrevivir. También nos cuenta que en su vida de masai nadaban en el río hasta que un día vieron un "tronco" subir contracorriente. Eran cocodrilos del Nilo, y del ruido que montaron al verlos tuvieron la suerte de que se asustaron… Es todo un "cuenta cuentos"



Las carreteras de Kenia son realmente !! HORRIBLES !! Socavones, obras, "trochas"… por no hablar de lo que hemos denominado "los atajos de Leshan", que en lugar de ir por carreteras principales nos mete por el medio del bosque (al que nuevamente hemos llegado) entre "autopistas de tierra y polvo".

En Kenia se ve pobreza, mucha pobreza. Por momentos incluso nos da la sensación de llegar a ciertos poblados donde debe haber hasta miseria. Ellos viven felices, incluso siguen con su ritmo de 2, 3 y hasta 5 niños por familia, ajenos a las limitaciones que conlleva. Podemos observar hasta campañas publicitarias con altavoces de uso del condon por las calles.




En uno de los "interminables atajos de Leshan" podemos ver otra especie de primate. Son los monos colobo, raro verlos en esta parte de Kenia, aunque más numerosos en otras zonas del Congo y Lago Victoria. Son blancos y negros, y nada tienen que ver con los que vimos estos días en Samburu.



En un momento dado llegamos a la zona donde traspasamos nuevamente el Ecuador hacia el sur. Paralelo a la carretera, decenas de personas han montado su negocio en torno a explicar el famoso y curioso efecto Coriolis, así que aprovechamos para hacer un descanso y estirar un poco las piernas


Realmente es un poco "moña". Un pobre hombre con su barreño de agua intenta explicarnos como un pequeño palito gira para un lado u otro según estemos en cada lado del Ecuador, y sobre todo, como se queda completamente inmovil en el punto del ecuador, con el fin de vendernos un certificado. Hay que ganarse la vida y por eso le compramos unos posavasos (1000 KES)



Lo que si nos ha encantado es una parada que hemos hecho un poco más adelante que habíamos leido en España. Las preciosas cascadas Thompson están preciosas a estas horas. Se conoce que el "alcalde local" se dió cuenta que cada vez paraba más gente a verlas y ahora te cobran 250 KES por pareja por verlas. Incluso están creciendo las primeras tiendas alrededor. Eso no quita que merezca la pena un pequeño kitkat en el camino y unas galletitas (200 KES)



Estamos llegando a un remanso de paz y tranquilidad lejos de cualquier stress que depara la vida moderna, el Crater Menengai, en cuyos pies se encuentra el Lago Nakuru que centrará nuestros gamedrives de hoy, un crater de casi 11 km de diámetro y casi 500 m de profundidad. En esta ubicación se encuentra el Maili Saba Camp donde nos hospedaremos hoy, con una vistas realmente impagables.

Realmente estamos en un alojamiento muy sencillito, que consta de unas tiendas de campaña protegidas por una especie de casa de paja, aunque el entorno es maravilloso




Tras coger un pequeño picnic, comenzamos a bajar hasta el Lago Nakuru y empezamos a dislumbrar las costas del llano lago alcalino del Gran Valle del Rift con verdaderos paisajes pintorescos de bosques, sabanas, cascadas, acantilados rocosos y colinas. La cola para entrar es importante, y ya empezamos a dislumbrar que esto no tiene nada que ver con Samburu. Además, está lleno de monos babuinos o ladrones roba todo



La anécdota del día, sin duda alguna, fué el momento en que buscamos dentro del parque un lugar para comer algo. Tras buscar un poco, encontramos un pequeño descampado en el que decidimos montar el mantel. Leshan cojo un tronco grande porque dice que "alguna vez" han salido leones en esta pradera, pero raramente, pero sobre todo, por si aparece algún babuino con malas intenciones…


… !! QUE RAZÓN TENÍA !! Mientras Isaac preparaba el tripode, para sacar una fotillo todos juntos comiendo (la primera vez en el viaje que lo saco) y mientras el resto están despistados abriendo la comida, se ve venir un ENORME BABUINO de entre los matorrales con una velocidad endiablada, pegando un salto por encima de Paula que lo pone encima de la mesa. Allí le roba la comida a Joseba y tras unos segundos, escapa corriendo a lo lejos. Isaac permanezco paralizado gritando "MONO, MONO", con la camara en las manos sin reaccionar, mientras Joseba con un cara de susto que en su vida pega un salto hacia atrás que parece que hubiese visto un león, Paula agarra su vaso de sopa como queriendo proteger su comida y Margari permanece atonita a la escena. Leshan corre tras de él, pero el delito ya está cometido



Con la adrenalina a tope, acabamos como buenamente podemos la comida restante. A lo lejos ya podemos divisar las primeras cebras, más babuinos y algo rosado… ¿flamencos?


Ya acercandonos al Lago, también podemos distinguir por sus enormes picos a los pelícanos que ya vieramos anteriormente en el viaje a Perú 2010 durante el DIA 3 en Paracas, que fundamentalmente se alimenta de peces y tiene una capacidad extraordinaria para transformar agua salada en agua dulce. Junto a ellos comparten merienda marabús con su tipica bolsa de aspecto "grimoso"



Uno de los momentos más apasionantes es cuando percibes la próximidad a esa gran masa rosada que se veía de lejos. Son preciosos flamencos rosados alimentándose de algas y placton del lago, que son capaces de asimilar con ese pico tan extraño. Son realmente animales hermosos



Entre las más de 450 especies de ave que parece ser que acoge este lago, también distinguimos cormoranes, de los cuales vieramos su familia antártica en el viaje a la Antártida 2009 y especialmente áquel DIA 15 cuando quedaramos perdidos en la niebla. La especie que se encuentra aquí es quizás más pequeña, y también se alimenta de peces, por lo que deben estar a trifulcas con los pelicanos.

El Lago Nakuru, de unos 188 km2, regala verdaderas imagenes de portada. Sin duda la imagen que no se puede olvidar es la masa rosada de flamencos con sus largas patas o volando.



Pero no hay que olvidar la fauna terrestre. Por primera vez observamos otro de los "big fives" (del que ya hemos visto el león, leopardo y elefante). Es el imponente búfalo, aunque de este ya hablaremos con más detalle en tierras Masai




De todos modos, Nakuru no es Samburu. Nakuru DECEPCIONA. Nakuru es una "gran casa de campo" con muchisimos animales más o menos controlados, que pastan en sus grandes praderas, comen o se refrescan en su lago o se esconden en sus bosques frondosos, pero el hecho de encontrarse a pocos kilómetros de Nairobi hace que esté absolutamente abarrotado de furgonetas y landcruiser que hace perder la parte de naturaleza del lugar. Por momento te sientes hasta agobiado.

Samburu es un entorno con apenas turistas, con un paisaje muy diferente, que nos ha dejado momentos inolvidables. Aquí "solo contemplas", allí "convives". De hecho, aquí si encontramos grandes praderas verdes delicia de hervivoros.


Cebras comunes (las enormes de Grevy solo las podiamos ver en Samburu), las primeras gacelas Thompson que ya veremos más abundantes más al sur y preciosos chacales nos rodean mientras buscamos la figura de un grande…




… y !! LO ENCONTRAMOS !! Aqui hay rinocerontes blancos y negros, los 2 tipos de África (existen 3 tipos más, los de India, Sumatra y Java). Son animales solitarios y territoriales y, tras el elefante, los más grandes y pesados. El negro es muy escaso y dificil de ver. Es posible que no lleguemos a verlo en todo el viaje. El blanco resulta un animal impresionante, pero están demasiados lejos para verlos. Digamos que "haciendo alguna pequeña trampa" evitando algún ranger (esto nunca lo habremos dicho) nos acercamos completamente sólos apenas a unos metros. Ahí están, pastando placidamente. Son una madre y sus dos crías, una muy pequeña.


Parece ser que estos animales se distinguen del negro en su amplio morro y cuadrado morro ampliado para pastar y que tienen una pronunciada giba en la nuca. Además, son más grandes. Ainssssssssss



En el momento que nos disponemos a abandonar el parque comienza a caer una fuerte tormenta de lluvia. Se nota que estamos en pleno bosque ya tropical porque apenas dura 1 hora, lo que tardamos en volver a nuestro alojamiento.

Ya estamos yendo hacia tierras Masai y el tiempo lo pasamos observando poblados, parando allá donde vamos viendo y Isaac escribiendo estos relatos gracias a un "pincho de Safaricom" que Leshan nos ha cedido para el viaje. Leshan es una persona dinámica y divertida y posiblemente el gran descubrimiento del viaje. Por las noches nos cuenta sus historias. Hoy nos ha contado como montó su pequeña empresita, que es suya y de un socio. Su verdadera ilusión es una pequeña fundación para ayudar a niños masais, pero mientras hace lo que le gusta, explicar todo lo que sabe haciendo pequeños safaris. Nunca más de 4 personas, y nunca masivos. Empezó con Pepo, de Safi Safaris, con quién nosotros contactamos hace ya 12 años y llegó un monmento que sabía que tenía que seguir él solo aunque la relación entre ellos es mucho más que amigos…

ACTUALIZACIÓN 2015: Años después, ante la petición por email de los lectores, hicimos "Safari en Kenia y Tanzania barato" para los que quieran pedirle presupuesto directamente sin intermediarios

Mugane es nuestro conductor. No habla español, pero hemos tenido mucha suerte pues se maneja en cualquier terreno de manera habilidosa. Su jambo por la mañana alegra el día a cualquiera, siempre con una sonrisa de lado a lado



Hoy no da para mucho más el día y hoy si tenemos sueño, aunque todavía no hay mucho cansancio. El viaje va a nuestro ritmo y eso es de agradecer. Cenamos viendo las tranquilas laderas del volcan inactivo de Menengai que dejan unas columnas de humo a lo lejos. Cuenta la leyenda que son almas de guerreros masai derrotados intentando alcanzar el cielo, arrojados al volcán tras una batalla territorial. Comienza a refrescar.

Familia, seguimos fenomenal, comemos fenomenal y cada día estamos más contentos de haber llegado a estas tierras.


Isaac y Paula, desde el Lago Nakuru (Kenia)

GASTOS DEL DÍA: 1.150 KES (apróx 9.66 EUR) y REGALOS: 1.000 KES (apróx 8.40 EUR)

Video: Flamingo, Lake Nakuru (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send