Viajes

El mejor SPA de la costa del Mar Negro

Pin
Send
Share
Send


Admitimos que ha sido pura casualidad. De hecho hemos tardado hasta el final de nuestra estancia en pasar por él. ¿El mejor SPA de la costa del Mar Negro? "Vayan ustedes a Shkorpilovtsi y pregunten en el Long Beach Resort". !Pero si es donde estamos alojados! Tras la piscina que nos ha permitido disfrutar de jornadas de cócteles, sol y relax se encuentra el SPA que conocimos el otro día pero del que no eramos conscientes de sus detalles


El día ha cundido para aprovechar nuestros últimos rayos de sol en la playa, ya que mañana nos encaminaremos a la última fase de nuestra ruta

El mejor SPA de la costa del Mar Negro de Bulgaria

No eran ni las 9.30 de la mañana cuando tras conocer que teníamos en nuestras instalaciones el mejor SPA de la costa del Mar Negro de Bulgaria en el mismo Long Beach Hotel Spa decidimos acceder casi solitos (o sin casi)


Abierto de 9.00 a 21.00, nos encontramos con un SPA que mezcla un estilo moderno y elegante con antiguos techos arco romano y paredes de piedra, que nos llama la atención desde el momento que entramos



Una piscina con agua de minerales de manantial caliente rodeada de tumbonas de masaje y multitud de detalles, además de los habituales chorros terapéuticos, conforman la sala principal



Pero la cosa no queda ahí. Múltitud de salas de diferentes funciones (baños, sauna, relax,… ) complementan un entorno que hace imposible no aislarse del exterior



Como es habitual en este tipo de instalaciones, mezcla de frío y calor van haciendo acto de presencia para garantizar el contraste en nuestro cuerpo


Además del baño de vapor, la sala finlandesa y alguna otra, nos ha llamado especialmente la atención la "sala de sal". Se trata de un habitáculo construido a base de ladrillos de sal del Himalaya con calefacción. Las paredes de las habitaciones dan calor fuera y crean una ligera neblina de calor mientras sales marinas en polvo rocían el aire a intervalos regulares y temperatura de 40ºС


Otra "terma" que le ha encantado a Paula es un pequeño hidromasaje en el fondo de la sala, junto a la principal. !Casi se nos queda dormida!



Cubos de hielo completan la experiencia, donde podemos encontrar hasta un llamado "baño ruso", donde utilizan verdaderos eucaliptos, enebro y otras clases mientras te sumerges en una piscina de agua fría




!Qué más podemos decir! No hay mejor manera de empezar una jornada en el Mar Negro

La leyenda de Kerala

Como nosotros, alguno se preguntará… ¿Por qué ese aspecto de terma romana? Parece ser que desde tiempos inmemoriales los marineros y soldados romanos que habitaron este área en el Imperio Romano, se sintieron atraídos por este área de fuentes termales.



De hecho, ellos fueron los primeros que construyeron los baños termales con la función de relajarse y recuperarse después de una marcha agotadora y aprovechar las virtudes curativas del agua mineral caliente.



Cuenta la leyenda que dos jóvenes fueron los primeros que establecieron un asentamiento justo aquí pero encontraron muchos más… !efectos extraordinarios! La gente encontraba en este lugar cura para sus enfermedades y obtenía una piel sana, bella y sedosa.


Un día un patricio romano llamado Marc cayó por estos lares. Sufría de una enfermedad de la piel misteriosa y buscaba a una chica local llamada Kelara, discípula de la diosa tracia Ariana, que tenía especial tacto con las hierbas curativas. Y así lo hizo con Marc, dándole un bálsamo mágico que curo su enfermedad… pero también su corazón.



Ambos se enamoraron y decidieron seguir sus vidas allí construyendo un hospital. Los restos del mismo se encontraron en un antigua carretera Via Pontica muy cerca del hoy Long Beach Hotel Spa y seguramente de donde estamos ahora disfrutando nuestros propios efectos curativos.


Lejos ya de la leyenda, volvemos a la vida real y esta nos dice que va siendo hora de abandonar este "estado de embriaguez" para disfrutar de otra jornada de sol y relax


La temperatura exterior es de 32ºC y la playa nos espera una jornada más (la última, snif)




¿Del agua del Mar Negro os habíamos hablado? Entrar en estas aguas no cuesta nada ya que mantiene una temperatura constante muy parecida a la del Mediterráneo, aunque quizás hoy se encuentra algo más revuelto… ¿Verdad Paula?




Sin embargo hoy hemos decidido comer en el restaurante del hotel en lugar del Long Beach Bar como hicimos el otro día

Las notas de Paula:

Una cosa que nos preguntan mucho en los correos es por el internet que llevamos encima siempre, aunque Isaac ya me ha dicho que hará un artículo explicándolo al que dirigiros. Nosotros no llevamos ni hemos usado nunca AllDayInternet ni cosas de esas como se llamen (aunque si nos suena de haber recibido algún mensaje que nos lo ofrecía). ¿Por qué no? Porque solo nos atrevemos a recomendar aquello que realmente usamos nosotros y jamás usaríamos un aparato así que basa sus beneficios en el desconocimiento de la gente. Conseguir internet en cualquier país del mundo es tan sencillo como comprar una sim local de datos (a veces datos y voz). Nosotros empezamos usando un móvil viejo desinstalando todas las aplicaciones para que durara más la batería y poniéndolo en modo router (tiene esa opción en un menú) y ya en Suiza, Noruega, Ecuador, Francia… y ahora aqui un router que le regalé a Isaac en su cumpleaños que hace la misma función pero tiene más batería


Vamos, que no tiene mucha ciencia. Compras una sim local con 2 gigas en Bulgaria, la metes y ya tienes internet en la mochila permanente.

De las playas de Bulgaria poco más que contar que no hayamos hecho estos días. Una excelente opción económica aunque todavía con mucho turismo por desarrollar.




Piscina, algunas compras (6.60 BGN) buffet de cena y ya estamos con la maleta para mañana hacer el check-out temprano y poner rumbo a Varna, la última ciudad que nos queda por visitar en esta zona, desde cuyo aeropuerto pondremos rumbo a Sofía tras devolver a nuestro buen amigo "Cirilo" (el nombre de nuestro coche Kia Ceed que estos días tan bien se ha portado). Pero todo eso ya forma parte del relato de mañana.


Isaac y Paula desde el Mar Negro (Bulgaria)

GASTOS DEL DÍA: 6.60 BGN (apróx 3.38 EUR)

Video: Así es la PLAYA RUSA Ale Ivanova en el Mar Negro (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send