Viajes

Kjerag, la roca colgante de Lysefjord

Pin
Send
Share
Send


No es poca la gente que en su visita a (al que ascendimos ayer) trata de buscar una imagen que se hizo famosa por aquel hombre desnudo sobre una roca colgante llamada Kjerag, milagrosamente sostenida en equilibrio sobre los acantilados de Noruega del fiordo de Lysefjord. Dicho lugar se encuentra en otro emplazamiento que la lluvia y las fuertes rachas de viento han negado para nosotros a sólo 40 minutos de la meta. No obstante, las vistas desde Lysebotn lograron recuperar nuestro ánimo un rato después.


Si ayer os acercábamos a uno de los escenarios más espectaculares de Noruega sobre el fiordo Lysefjord, el trekking de hoy resulta todavía más cautivador, al menos para nosotros.

Cómo llegar a Kjerag, la roca colgante de Lysefjord

Kjerag, que no confundir con la fortaleza de Kerak o Karak que visitáramos en Jordania, se encuentra al final del fiordo de Lysefjord, en un precipicio a casi 1000 metros de altura. Para llegar se puede optar bien por llegar vía Ferry desde Stavanger al pueblo de Lysebotn y ascender por una carretera (Lysefjordveien) de unas decenas de curvas hasta el Kjerag Resaurant donde se encuentra el parking inicio de la caminata.

La otra opción, que es la que hemos utilizado nosotros que hoy viajamos con Sonia y Manule con quién nos encontramos anoche en Stavanger (!!bienvenidos a Chavetas, habrá que buscaros nombre!!), es utilizar coche de alquiler (Toda la información para contratar la mejor opción en “Alquiler de coche en Noruega: comparativas y precios“) y recorrer los aproximadamente 140 km (2 horas y 15 min) que nos dejan directamente en el parking antes mencionado. Para ello hemos madrugado y desayunado tempranito, y nos hemos puesto a las 9 por aquí.

También es interesante conocer algún truco, como que si queremos ahorrar unos eurillos del parking del Kjerag Restaurant, se puede optar por aparcar un poco más arriba en un apartadero que comienza una ruta que se une con la nuestra para Kjerag. Nosotros lo pagamos (100 NOK) y allí podemos comenzar a intuir lo que nos espera…


 

Comenzamos el ascenso a las 10'40. La realidad es que, aunque estamos afrontando una ruta más larga que la de ayer, de unos 6 km de ida (12 km ida y vuelta) y 5 horas en total, el terreno nada tiene que ver con ese ascenso. Partimos ya con sólo 400 metros de desnivel pero la condición física ya empieza a ser importante. Además, en días como hoy que el suelo y las rocas están mojadas, es conveniente llevar unas buenas botas de trekking. Paula, ¿no habrás traído tacones? jaja


El ascenso es espectacular, ya la primera parte resulta puro alpinismo, salvando fuertes desniveles sobre roca de verdín, todavía húmedo, gracias a las cadenas laterales colocadas para ayudarse en las peores condiciones.


 

Sin embargo, todo comienza a cambiar una vez alcanzada la primera cima. Un fuerte golpe de viento nos tira al suelo. Las rachas son fortísimas y es un momento crucial para nosotros. En estas condiciones va a ser imposible culminar la aventura. ¿Se mantendrá durante todo el trayecto?


Sonia da el paso. Vamos a intentar avanzar un poco más. Un mix de collados, valles, rocas o depresiones creadas por el agua y el hielo, orientado siempre por la buena señalización de carteles de madera y las T rojas (como ayer), nos lleva poco a poco hasta el objetivo


 

Los preciosos parajes son la vitamina que nos lleva a avanzar un poco más… !!hasta que empieza a llover con descaro!! que se une a las cada vez más peligrosas rachas de viento, y el área de perfil más compleja.


 

Volvemos a evaluar la situación e incluso preguntamos a algún viajero que regresa de lo más alto. "Fuerte viento, está muy peligroso". Muchas personas comienzan a girarse y desistir. Es el momento CRÍTICO. Incluso más que en aquella gran aventura que nunca olvidamos ascendiendo al Lago de Lava del volcán Nyiragongo en RDCongo


Son las 13'00, casi sintiendo que tocamos la Kjeragbolten, cuando tenemos que tomar la decisión. Alguien dijo alguna vez que lo importante en la montaña ES VOLVER.

INFORMACIÓN PARA LOS QUE QUIERAN PREPARAR SU SUBIDA:

Tiempo total de la excursión: 10-11horas (incluyendo traslado desde Stavanger, ascenso, descenso y 1 hora disfrutando de Kjerag)
Dificultad: MEDIA pero requiere forma física por la duración y terreno.
Tiempo sólo ascenso y descenso: 2 horas 45 min de subida / 2 horas 15 min de descenso
Tiempo coche: 2h 15 minutos
Consejos: Llevar calzado apropiado, agua, crema solar, ¿bocata o avituallamiento? !!chubasqueros y ropa impermeable!!

Al contrario que ayer, apenas hay una quinta parte de personas con nosotros en todo el recorrido, algo que hace que se valore todavía más el entorno mucho menos masificado.

Kjerag, un acantilado de Noruega sobre Lysefjord

Si quitásemos por un momento la "roca equilibrista", imaginaros una cima a 984 metros de altura sobre los precipicios y acantilados abruptos completamente verticales de este área del fiordo de Lysefjord. Imaginaros también un entorno de tierra fértil y vegetación exhuberante, y una vista panorámica que pocos miradores artificiales del mundo te darían (se agradece que los noruegos respeten la naturaleza tal y como está). Aunque desde hoy es nuestra espinita… !!Esto es Kjerag!!

Ahora, ¿a nadie le suena haber visto en alguna revista publicitaria o de promoción de Noruega esta imagen? Parece ser que un cartel avisa que con lluvia y niebla, la roca puede estar resbaladiza… !!aunque sería imposible subir a ella con este viento!!

Con cierta tristeza tomamos rumbo de vuelta. Los mismos parajes, distintas vistas. Sólo el sonido del fuerte viento, el golpeo de la lluvia en la cara como si fueran chinazos y unos duros tramos verticales mojados, donde la cadena se convierte en nuestra mejor aliada.

4 horas después de que todo comenzase en este parking, ahora el protagonista es la ropa de repuesto (por cierto, sin que nadie me pague por ello, !!excepcionales los pantalones que nos hemos traído de Grifone que con la que les ha caído de lluvia estaban increíblemente secos en menos de 5 minutos!!) y esos bocatas de embutido traído desde A Coruña que hoy se presentan más apetecibles que nunca. ¿Vosotros que decís?

Lysebotn, un pueblo entre acantilados y cascadas al final del fiordo

Posiblemente sea un destino secundario cuando se habla de Kjerag, pero Lysebotn es el final del escénico fiordo Lysefjords, ubicado en el municipio de Forsand, en Ryfylke, que recibe más de 120.000 visitas anuales siendo usado como base para emprender el ascenso y muchas rutas de senderismo cercanas.


El descenso por la carretera Lysefjordveien deja 27 curvas atrás y algo de tristeza por no haber podido llegar a nuestra meta, que vista desde esta posición resulta casi inasequible, a lo alto del más abrupto acantilado de la zona, mucho más adelante del saliente del Púlpito en el que estuviéramos ayer.


 

Pero vamos a reconoceros algo. semejantes parajes, los mismos que recorre un ferry hasta este punto, parecen sacados de una película de Ciencia Ficción. Es increíble no sólo el poder de la naturaleza, sino su capricho, y hoy somos juguetes de ella, aunque en estos momentos nos regala una de las escenas más bonitas del día, como si quisiera pedirnos "perdón" por no habernos permitido el reto, incluso dejando salir el sol por unos minutos.


Regresando por el camino de las 27 curvas, ahora en dirección ascendente, encontramos un pequeño apartadero donde la lluvia caída se transforma en una pequeña bella cascada donde merece la pena parar unos minutos.


Mientras unos aprovechan para darle un poco más de traca al cuerpo (Manule tiene más energía que todos nosotros juntos, jaja), otros intentamos poner los pies a remojo en las frías aguas del pequeño estanque que deja. !!Qué descanso!!


 

Vuelve a caer fuerte en nuestro regreso a Stavanger. Quizás por ello lo que debieran ser 2 horas y 15 minutos se han convertido en casi 3, paradita incluída en algún pueblecito que llama nuestra atención y que sirve para aprovisionarnos en algún supermercado minipris (197 NOK)


 

Para el que esté interesado en números, una excursión al Kjerag desde Stavanger hubiese costado unos 490 NOK con Tide Reiser, por ejemplo. En coche de alquiler, entre cuatro, y contando con un depósito completo (cuando sólo hemos consumido la mitad) nos ha salido unos 300 NOK por persona incluyendo todo.

Eso si… !!estamos agotados!! Tanto que hemos hecho la cena en la propia habitación del Comfort Hotel Square, y no más tarde de las 23'00 hemos caído rendidos en cama. Mañana es posible que cambiemos la ruta que nos llevaba a Odda… un tobillo parece resentido. Pero eso es otra historia que contaremos sobre la marcha.

 

Sonia, Manule,Paula e Isaac, desde Stavanger (Noruega)

GASTOS DEL DÍA: 847 NOK (apróx 102,05 EUR)

Video: Ruta a Kjerag - Noruega (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send